Contra Cultura Trabajadoras Somos

A 51 AÑOS DEL CORDOBAZO, SOMOS HEREDERAS DE SU LUCHA

Hace 51 años les obreres, les estudiantes y el pueblo todo de Córdoba decidió poner un alto a las políticas de ajuste y de represión del gobierno de la dictadura militar. Hoy, 51 años después rendimos homenaje a esa pueblada, de la manera que entendemos más digna, multiplicando su lucha en cada rincón de nuestra provincia.

Nos tocan tiempos difíciles. Nos toca vivir las consecuencias de largos años de desidia estatal, años de vaciamiento de la salud pública y de la educación, de contraer -y pagar- deudas externas usureras e ilegítimas, vivimos las consecuencias de gobiernos que priorizan las ganancias de pocxs mientras les trabajadores a duras penas podemos subsistir. Las consecuencias de este sistema profundamente desigual hoy chocan de frente con la posibilidad que tenemos los sectores populares de cumplir con la cuarentena que se nos exige.

Y es que no existe cuarentena posible si no llegamos a alimentarnos a fin de mes, si no tenemos agua o si dormimos cinco en una habitación. No existe cuarentena digna en una provincia donde une de cada dos pibes vive debajo de la línea de la pobreza y tiene que elegir si comer o comprar las fotocopias escolares, ni tampoco existe cuarentena allí donde las violencias de este sistema desigual se mezclan con las violencias patriarcales. Lo hemos repetido hasta el cansancio, con hambre no hay cuarentena.

A las políticas de ajuste, pobreza y desocupación, las organizaciones sociales le venimos oponiendo dignamente, año tras año, resistencia y organización. Construimos trabajo allí donde hay desocupación, trabajamos la tierra allí donde reina el ocio y la especulación, levantamos comedores, merenderos y huertas allí donde hay hambre, brindamos apoyos escolares allí donde la escuela no es suficiente y nos instruimos como promotoras de género, de salud y construimos casas refugios y acompañamos a las vecinas y compañeras allí donde las violencias machistas no dan tregua. Somos quienes enfrentamos día a día el ataque directo a todas las conquistas de la dignidad, quienes a diario bancamos las peores consecuencias de un sistema basado en la absoluta desigualdad. Y aun así, nuestros esfuerzos y nuestra organización hoy en plena pandemia no sólo no menguaron sino que se multiplicaron.

¿Y los gobiernos qué?

Vemos con preocupación que las respuestas de los gobiernos no están a la altura de las circunstancias. El gobierno provincial no sólo mantiene en la precarización a cientos de trabajadores estatales, vacía de presupuesto el Ministerio de la mujer, hace la vista gorda ante los numerosos despidos y recorta los salarios, sino que en plena pandemia ajusta a lxs jubiladxs y criminaliza a quienes salen a defender sus derechos.

Sobre nuestro sector de la economía popular, la política no es diferente. Militarizan nuestros barrios, suspenden los programas de empleo, muchos de ellos destinados a mujeres trabajadoras de la economía popular demoran aún más de lo habitual el pago de trabajos realizados e incumplen con las entregas de alimentos para nuestros comedores y espacios comunitarios.

Las medidas para el sector se siguen demorando, pero el hambre no espera. Por todo esto solicitamos una reunión con los máximos responsables de los ministerios de empleo y economía familiar de la provincia; del ministerio de desarrollo social y del ministerio de la mujer para resolver de manera urgente:

1) Mantenimiento de los programas de empleo suspendidos (especialmente el Mujeres Por Mí).

2) Nuevos programas de trabajo acorde a nuestra realidad. Que reconozcan aquellos trabajos que ya venimos realizando las promotoras de salud y las de género, las compañeras a cargo de las tareas de cuidados en los espacios comunitarios, así como programas que garanticen la realización de obras de infraestructura en nuestros barrios y la producción de alimentos en pos de la seguridad alimentaria.

3) La entrega de los alimentos adeudados a nuestros merenderos y comedores comunitarios y la duplicación de lo entregado previo a la pandemia;

4) Ejecución inmediata del Programa de Economía Popular promulgado por la provincia;

5) Pago inmediato de lo adeudado con les trabajadores textiles, cuadrillas de mantenimiento preventivo, servidores urbanes y demás trabajadores de la economía popular.

6) Abordaje urgente a la emergencia sanitaria de los barrios populares, garantizando sin demora el acceso al agua potable, que haga posible los cuidados elementales de limpieza e higiene de nuestres compañeres.

7) Implementación inmediata de la ley de agricultura familiarLas organizaciones sociales somos parte de las soluciones a los problemas que atraviesa nuestro pueblo, y es por eso que tomaremos las acciones necesarias para que nuestra voz como sector organizado sea tenida en cuenta, hasta hacer realidad ese mundo que soñamos: Paz, Pan, Tierra, Techo y Trabajo.

Federación de Organizaciones de Base (FOB)

Trabajadoras Unidas por la Tierra (TraUT)

Encuentro de Organizaciones (EO)

La Poderosa

Frente de Organizaciones en Lucha (FOL)

Agrupación Marta Juárez

Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE)

Movimiento Campesino de Córdoba (MCC)

Frente Barrial 19 de Diciembre