AUTODEFENSA Feminismos Novedades

ESTAMOS EN REBELIÓN

Las compañeras y compañeres, las vecinas y vecines, hermanadas y en pie de lucha, ESTAMOS EN REBELIÓN.


Somos las trabajadoras de la economía popular, las que nos inventamos el trabajo al quedar excluidas del mercado laboral formal, y nos organizamos autogestivamente y en cooperativas.
Somos las y les activistas/militantes que inventamos proyectos, formas, espacios para cambiar todo lo que amenaza nuestras vidas, intentando impulsar una política otra, que se tiña de violeta.
Somos las que nos hacemos cargo de nuestras casas, nuestros espacios organizativos y nuestras cooperativas.
Somos las y les que nos abrimos paso a los codazos.
Somos las que nos acompañamos y hacemos en comunidad.
Somos las migrantes que nos organizamos y seguimos luchando por nuestros derechos. Somos las niñas y les niñes que tomamos los espacios y hablamos bien clarito.
Somos les que salimos a la calle a luchar porque #LaDeudaEsConNosotras, porque la crisis cae sobre nuestros cuerpos. Somos las que construimos sin recetas un feminismo que en la diversidad que somos nos abrace, un feminismo que piense y sienta nuestras problemáticas, un feminismo popular y en rebelión.


Estar en rebelión para nosotras es luchar por transformar los modos en los que vivimos, porque queremos darlo vuelta todo. Desde hace años nos venimos sacudiendo esos lugares donde quisieron ponernos, y vamos al encuentro de las otras y les otres, para nombrar lo que sí queremos, y frente a qué nos rebelamos.

Estar en rebelión significó encontrarnos en nuestros barrios, cooperativas, salones para comprender juntas qué es ese bicho del patriarcado, y cómo se mete en nuestros cuerpos, trabajos, hogares, vínculos, organizaciones. Fue poder decir en voz alta y con el corazón en la mano cuáles son las cosas que sí o sí, y con urgencia, tienen que cambiar.

Fue ver que la lucha se juega en varios frentes, y que es necesario ponernos a trabajar en eso comunitaria y colectivamente para avanzar, haciéndole frente a una contraofensiva durísima que intenta cercar nuestros cuerpos-territorios.

Estar en rebelión fue y es inventar mil proyectos juntas, para resistir y existir.

Estamos en rebelión porque entendemos que el monstruo es grande y feroz, que tiene tres cabezas que amenazan con devorarnos: una patriarcal que nos expropia, una colonial que quiere dominarnos, una capitalista que nos explota. Todas esas cabezas son de muerte.

Estamos en rebelión y nos organizamos y cuidamos comunitariamente frente a la violencia machista que cada día nos arranca a una mujer.

Estamos en rebelión por Giuliana, por Sathya, por las 70 mujeres asesinadas en 2020, con su fuerza y la memoria de sus vidas.
Nos rebelamos al maltrato cotidiano, a la revictimización de las instituciones del estado que dicen cuidarnos, a la hipocresía que encierran los discursos de moda mientras el presupuesto del estado para atender la violencia es de $19,82 por mujer. Estamos hartas de sentir que nuestros cuerpos no nos pertenecen, que no tenemos decisión plena sobre nuestra vida. Luchamos porque les niñes tengan infancias libres, y que se cumplan los derechos que hemos sabido ganar.

Nosotras, en esta rebelión, luchamos juntas por otro mundo posible, donde podamos vivir sin miedo y con la libertad de ser y hacer lo que queremos y deseamos, donde el deseo vuelva a ser valorado, donde seamos parte de la naturaleza, recuperando los conocimientos que nuestras ancestras nos legaron. Un mundo que no desvalorice nuestro trabajo, en el que podamos elegir nuestro futuro y tengamos las herramientas y posibilidades para caminarlo. Donde no nos persigan por nuestras ideas y dejemos de llorar tanta muerte y violencia. Ese mundo lo estamos construyendo, de a retazos creativos, de inventos para un buen vivir.

Nosotras nos declaramos en rebelión y PARAMOS.
Nuestro trabajo vale y si paramos, paramos el mundo.
Hoy volvemos a decir VIVAS Y LIBRES NOS QUEREMOS.
Sin presupuesto no hay NI UNA MENOS.
La deuda es con nosotres, ni un peso al FMI.
Si nos tocan a una, respondemos todas.
Basta de femicidios y transfemicidios.
Basta de perseguir a las trabajadoras sexuales.
Basta de presas políticas.
Por cupo laboral trans.
Por aborto legal, seguro y gratuito, ya!
Por la implementación de la Interrupción Legal de Embarazo.
Por la plena implementación de la Ley de Educación Sexual Integral.

No nos callamos más. ESTAMOS EN REBELIÓN