Contra Cultura Novedades

EL MUNDO CAMBIA

Palabras de la compañera(za) #JacquelinLinch

El mundo cambia, a medida que nosotrxs cambiamos, el mundo cambia cuando algunxs valientes y valientas se animan y proponen luchar como forma de vida, cuando adentros de los barrios “rojos”, como nxs llaman, hay valientxs que sostenienen los espacios , alimentando, cuidando, riendo, leyendo a un niñe, escuchando leer, haciendo que por un rato dejemos y nxs alejamos de los dolores. Cuando nos juntamos con esxs compañerxs tan queridxs, cuando nxs abrazamos , compartimos una charla. Cuando la Pacha nos pone en el lugar necesario, para ese acompañamiento, cerca de niñxs abusadxs, mujeres violentadas , en una ronda donde el escuchar y ser escuchada te hace pensar que es justo el lugar y espacio donde querés estar.

El mundo cambia cuando comenzamos a mirar a lx otrx con empatía. El mundo cambia cuando le enseñamos a alguien lo lindo del vivir colectivamente, cuando cuidamos y nos dejamos cuidar, el mundo cambia cuando te animas a decir lo que sentis, cuando te alientan a escribir. Cuando una poesia o una canción nace. El mundo cambia cuando la forma de construirlo es desde la ternura y el amor.


Querer cambiar el mundo es cosa de locos dicen algunxs, pero creo que si es posible si despertamos y nos ponemos a soñar. Al mundo lo vamos haciendo todos los días, al pedacito de suelo que nos toca habitar.
En este camino de cambiar lo que está mal, nos encontramos también con una gran fuerza de atracción que nos enreda con personas que andan con las mismas utopías y así vamos tejiendo y nos anudamos con otrxs que piensan que el cambio es posible, porque las cadenas que nos atan nos comenzaron a pesar .


Mientras los poderosos quieren destruirlo, nosotrxs elegimos vivir de otra manera. Mientras ellos nos matan, nosotrxs tenemos propuestas de vida. Mientras quieren convencernxs de que nada tiene sentido, de que no vale la pena, nosotrxs apostamos al encuentro al abrazo y al arte.


Agarrarle el gustito a la lucha no es fácil, cuando nxs quitan hasta la última esperanza, pero cuando alguien logra contagiar el fuego en chispa aunque sea, eso empieza a arder, a decir que no queremos más esta violencia que fuimos heredando lxs de abajo, vaciaron los sueños. El fuego que ayuda a saber que esta caminata piensa en el mundo que queremos habitar y dejar.
Se cambia junto a lxs más chiquitxs ayudándoles a pensar y no a obedecer.
Así creo que el cambio es posible, con la magia de las místicas y los rituales, revelandonxs al dolor.


Cambiar el mundo es posible haciendo lo que amamos y Amando lo que hacemos. Cambiar la realidad que habitamos son actos de fe y amor, recuperar la alegría y la rebeldía, y sin perder la memoria .


Se puede cambiar el mundo, en el transcurso hay que remar mucho en el río de dulce de leche y de vez en cuando disfrutar del dulce, saborearlo.
Aprender a descansar los brazos , a tomarnos el tiempo que sea necesario, para volver a empezar con envión y las fuerzas necesarias.


El mundo va cambiando.